La homeopatía

Esta teoría esta fundada sobre la ley de los similares, es decir que para eliminar una enfermedad hay que utilizar una sustancia capaz de provocar la misma enfermedad en una persona sana pero a dosis infinitamente pequeñas para evitar una intoxicación. También se conoce la inversión de los efectos fisiológicos de una sustancia en relación con la dilución de esta misma ( ley de Arndt Schulz).


La homeopatía utiliza substancias a dosis infinitesimales que no tienen efectos secundarios ni tóxicos ya que a una cierta dilución no hay materia, solo información vibratoria. Y no tiene en cuenta no solamente el síntoma del paciente sino su modo de vida, su personalidad y su constitución, lo que solemos definir como el terreno de la persona. De hecho Hahnemann observó que las enfermedades no se desarrollan de la misma forma en los distintos individuos, sino que adoptan un cariz particular en función de las características fundamentales de las distintas personas. En líneas generales puede decirse que un médico homeópata da la oportunidad a cada enfermo de guiar su energía vital hacia el equilibrio, a través de peculiar organización fisiológica.

Desde 25 años, los avances en el conocimiento de la física, la biología molecular, y la fisiología del ser vivo han permitido acercar de manera mas fina y sutil la función de la célula y del cuerpo humano.


Muchos investigadores han comprobado la naturaleza vibratoria del organismo vivo y como, utilizando el poder vibratorio del remedio homeopático, se puede entrar en sintonía con el organismo y establecer un verdadero dialogo con el.


La Energía Vital, podemos decir, de acuerdo con el doctor Jean Elmiger, viene de una transmisión de planes superiores a planes inferiores o mas densos. Y una desviación o bloqueo en esta transmisión llevaran el cuerpo a manifestar el desequilibrio y el intento de restablecerlo a través de una enfermedad.

Creasalud Volver